Proteger a los trabajadores en lugares peligrosos, por ejemplo, industrias, plataformas petrolíferas o minas, donde se encuentran cerca de materiales peligrosos como líquidos inflamables o gases tóxicos es uno de los objetivos en este apartado. Desde Collyra desarrollamos una plataforma de sensores para monitorizar esos entornos, donde recogemos datos de gas, fuego, clima y otros datos cruciales en tiempo real.

Profundizando un poco mas, este proyecto tiene como objetivo supervisar cualquier planta de fabricación de forma remota para determinar la temperatura, el movimiento, la humedad y el dióxido de carbono, etc., enviando los datos de forma remota a su correo electrónico/móvil/PC sobre el clima actual y la concentración de gases en planta. El programa también establece parámetros que, si los resultados no están dentro de unos intervalos, notificará los resultados con una advertencia para que se tomen medidas inmediatas para evitar riesgos.

Todo este sistema puede ayudar a detectar gases nocivos como el CO (muy peligroso para los humanos) y gases inflamables como el H2 y algunos no deseados como los COV y el CO2 también.

Por lo que los extractores de aire se controlarán de esta manera, y si se ponen demasiado altos, es decir, fuera de control, se avisará al propietario o a los servicios especiales.

Esto conlleva una optimización en el aspecto de detectar gases inflamables y la posibilidad de que ocurran incendios y accidentes, pudiendo salvar vidas y evitar daños en las infraestructuras.