Mejorar el rendimiento de la agricultura con tecnología IoT

El IoT, es una herramienta tecnológica que sea cual sea el negocio o área de la vida donde se aplique, puede ser de ayuda. Así, como este caso de estudio, los agricultores han llegado a depender de ello para ayudarles a ahorrar agua, a elegir la cantidad correcta de fertilizantes o averiguar el estado del cultivo en terrenos lejanos.

En este post, hemos reflejado la opinión de dos profesionales agrícolas en activo para ver cómo el IoT está cambiando su forma de trabajar.


Ahorro de agua


Para Roric Paulman, un agricultor de Nebraska, el IoT agrícola le ayuda a abordar una preocupación crucial: el agua. La suya, es una granja de unos 8.500 acres, en la que se cultiva maíz, patatas y remolacha, entre otros cultivos.

Cuatro quintas partes de las tierras de Paulman están regadas por aguas subterráneas extraídas de un acuífero. Dado el clima (Nebraska es el estado más irrigado de la nación), el estado cobra impuestos sobre el uso de las aguas subterráneas, lo que lo convierte en un importante contribuyente a los costes de Paulman. «La conservación y la administración van de la mano con la tecnología», dice.

¿Qué es el IoT para Paulman? Lo describe como un «socio» de sensores integrados que miden cualidades específicas del suelo, mapeando variaciones de temperatura, humedad y mucho más en tiempo real.

Esto datos permiten tomar decisiones mucho más precisas sobre el mejor lugar para desplegar el limitado suministro de agua subterránea disponible y, por consiguiente, reducir al mínimo los costes que conlleve su uso.

Ya no se trata simplemente de maximizar el rendimiento por gota de agua, según Paulman. «Es el uso de esa gota y tal vez incluso el uso de menos cultivos para proporcionar un mejor retorno de la inversión», reconoce.


Cantidad de fertilizante


Richard Flatman es un viticultor de la Bodega Tahbilk que dirige cuatro viñedos separados en el sudeste de Australia. La calidad y el control del suelo, como es de esperar, es una de sus principales preocupaciones, por lo que estaba ansioso por implementar un sistema IoT agrícola para ese fin cuando estuviera disponible.

«Tengo mi sede en uno de los viñedos, lejos del sitio principal de la bodega, así que tomo muchas de las decisiones sobre los viñedos según lo que puedo ver en una pantalla», dijo.

Cada área de los viñedos recibe un tratamiento diferente, por ejemplo, la cantidad de agua que recibe, la cantidad de fertilizante que se añade al agua y el grado en que necesita una gestión práctica.

El sistema de Tahbilk, se centra en 13 sensores de suelo que reportan datos de humedad en cuatro niveles diferentes debajo de los viñedos, así como cuatro estaciones meteorológicas para información sobre la superficie, como la temperatura, la velocidad del viento y la radiación solar.

Cada 15 minutos, los sensores envían los datos para mostrarlos en una plataforma CLOUD.

Al igual que en la granja de Roric Paulman en Nebraska, la principal ventaja ha sido el ahorro en el riego, incluso frente a las estaciones particularmente calurosas y secas que ha experimentado la bodega desde la instalación del sistema.

De septiembre a diciembre del año pasado, según Flatman, los viñedos recibieron sólo el 20% de la precipitación media de ese período, pero la empresa pudo reducir el agua de riego. Extrapolado en el curso de una temporada de cultivo completa, eso resulta en un ahorro de más de 81.000 dólares.

«Esto es enorme no sólo en términos monetarios», admite. «Tahbilk es una empresa muy respetuosa con el medio ambiente y la empresa siempre está dispuesta a invertir dinero para el beneficio del medio ambiente».

Categorías: collyra blog ES

A %d blogueros les gusta esto: